.

.
Localización
Callejero
Historia
Fiestas
Que Ver
Rutas

.
Cultural
Deportiva

.
Noticias
Bandos

.
Actualidad
Elecciones
Generales 2015
Municipales2015
.

Cartas abiertas
Sugerencias
Quejas
Preguntas

.
Colegios
Instituto
Escuela Infantil
Aula Mentor
Biblioteca
Cartoteca
.
Ciclismo
Fútbol
Fútbol Sala
Fútbol 7
Hockey línea
Patinaje artístico
Baloncesto
Judo
Balonmano
Padel
G. Rítmica
Iniciación Deport
.
Concursos
Cursos
Campamentos
Viajes
.
Asistencia Médica
Iglesia
Horarios
...
Autobuses
Taxis
.
Crónicas
Reseñas
Galerías
Entrevistas
.
Foto Antigua
Ayer/Hoy
Foto Actual
Fotocrítica
Galerías
.
Alojamiento
Restaurantes
Bares

.
2ª Mano
Nuevo
Regalo

.
Perdido
Encontrado
.
Oferta
Demanda

.

.

.

.

.

.

.

.

.


.

SEMINCI 20199

TIEMPO DE HISTORIA

VALORACIONES Y CONCLUSIONES

TIEMPO DE HISTORIA

Seminci 2019
Por
Fernando Rodríguez Tapia

 

SEMINCI 2019: Hablando con los árboles


Un año más reapareció por nuestra ciudad Seminci como una de esas viejas bandas de música en eterna gira nostálgica repitiendo su repertorio de clásicos en un concierto sin sorpresas ni novedades ni improvisaciones ni nada parecido. En el epílogo, los bises aportados por los políticos sobre el festival resultaron tan inanes y desafortunados como de costumbre. Hablar de un certamen consolidado después de sesenta y cuatro ediciones como mayor virtud parece más una broma que una reflexión. En esa realidad paralela en la que vive la concejala de cultura de Valladolid en relación a lo que sucede en el festival demuestra que ni se entera ni quiere enterarse y nos tememos que tampoco tiene capacidad para enterarse.

Javier Angulo sacó a este evento según confesión propia del ensimismamiento en que vivía y lo llevó a otra zona más mediática pero a la postre más impersonal. No falta cine si bien no parece la principal prioridad cuando hay vino, cócteles, tapas, moda y otras modalidades. Esto provoca que por ejemplo se proyecte un documental sobre la trayectoria de Pedro Olea con la presencia del propio director y la sesión no supere la veintena de espectadores. O qué en las sesiones matinales a las que he podido asistir la asistencia fuese mediana a pesar de la insistencia de las “fuerzas invasoras” de llegar a los cien mil espectadores.

De las misteriosas ausencias de películas de realizadores icónicos de Seminci como Costa-Gavras o Ken Loach estrenadas precisamente en los días previos o posteriores al certamen hablan muy mal de la situación actual. Y resulta contradictorio escuchar desde el púlpito que ha aumentado el nivel de calidad de la sección oficial cuando día a día los profesionales y críticos desplazados aquí con los que me he encontrado me indican lo contrario.  

El festival vive un periodo de muerte dulce desde hace tiempo. Y aunque algunos sueñan con una lluvia purificadora que limpie todo esto para resetearlo y actualizarlo, nos tememos que la realidad es otra bien distinta. Por mi parte este año me acerqué a la siempre interesante sección de Tiempo de Historia para conciliar mis horarios de trabajo con las proyecciones y una pequeña escapada a Spanish Cinema. Y aunque me perdí varias propuestas interesantes pude disfrutar de algunos films muy recomendables.

Abrimos Seminci este año con el estimable documental Shooting the Mafia (Kim Longinotto, 2019). Semblanza de la fotógrafa y activista Letizia Battaglia que recoge perfectamente su trayectoria vital, su personalidad libre e inquebrantable a la par de su excepcional trabajo como cronista gráfica de los crímenes de la cosa nostra en Sicilia (más concretamente en Palermo). El film funciona en varios niveles desde el más íntimo y personal de una  mujer que abandona casi todo por su obra-trabajo pasando por el contexto histórico-social que le tocó vivir recogiendo los violentos hechos acaecidos en su ciudad y concluyendo en su propia concepción vital e ideológica. No faltan los encuentros cálidos y emotivos con algunos de sus examantes ni algunos recuerdos dolorosos de perdidas personales ni la visión exigente de su labor fotográfica. En definitiva, un magnífico film que bien podía haber estado acompañado con alguna exposición dedicada a su obra.

Tenía bastante curiosidad por ver The Changin' times of Ike White (Daniel Vernon, 2019) documental centrado en la figura del desconocido músico David Ike White quien realizó un disco de soul-funk a mitad de los setenta mientras cumplía condena de carcel (el disco se grabó en prisión gracias al productor Jerry Goldstein). Sin embargo, el film no se centra en el esperado aspecto musical sino en la particular personalidad de White, una figura camaleónica de vida azarosa, enigmática e incluso contradictoria. La obra empieza con lo que parece ser el retrato de un músico maldito para pasar al otro lado del espejo y mostrar una figura si bien creativa posiblemente atrapada en sus propios demonios capaz de engatusar a diversas personas que con el tiempo conforman una extraña familia de víctimas. Una obra interesante que ofrece diversos misterios y no todas las respuestas para que el espectador acabe juzgando quien fue realmente Ike White.

The magic life of V (Tonislav Hristov, 2019) es un documental introspectivo centrado en Veera, una chica finlandesa seguidora y participante de juegos de rol en vivo. Una huida que le permite construir personalidades distintas para afrontar su vida diaria. En este acercamiento encontramos una realidad no tan grata al descubrir algunos aspectos de su historia familiar especialmente la relación con su hermano y la distancia con su padre debido a problemas pasados (con el alcoholismo de por medio). Narrativamente es una obra interesante que a veces se acerca mucho a la ficción en su puesta en escena proponiendo un singular paralelismo entre mundos mágicos y reales. Un cierto desarraigo emocional perfectamente transmitido por el director que no responde a todas las incógnitas que suscita la película.

Last night I saw you smiling (Kavich Neang, 2019) se centra en el desalojo de un edificio muy simbólico en Camboya por pertenecer a la nueva arquitectura moderna del país y sirve de pretexto para reflejar diversas realidades. El Edificio Blanco (1963-2017) en el que vivió el propio director ofrece una imagen desoladora de la situación del país perfectamente reflejada por una narración desnuda y minimalista sin apenas movimientos de cámara. Sus habitantes viven sus últimos días en el bloque entre cajas, recuerdos y pocas sonrisas. Las pequeñas historias que la integran conforman un mosaico humano y emocional completamente aplastado por el propio sistema del que forman parte. Una película más difícil y agria nada edulcorante que pretende también una lectura político-social más rebuscada aunque extrapolable a otros lugares más cercanos.

Talking about trees (Suhaib Gasmelbari, 2019) narra la historia de cuatro cineastas sudaneses por resucitar el cine en su país. Auténticos outsiders en un territorio islamista que pone todas las trabas y obstáculos para cualquier proyección pública. El pequeño grupo recorre su tierra realizando pequeñas e improvisadas sesiones  llevando el cine como un arma contra la opresión y la falta de libertades. Héroes veteranos e inconformistas casi salidos de un western crepuscular siguen confiando en un hermoso sueño lejos de las parafernalias del cine occidental. Ironía, crítica y gran humanidad la que respira este trabajo. Un canto a la pureza de las esencias del cine de formas un tanto convencionales pero resultados muy coherentes que gana en el recuerdo.

Cerramos nuestro paseo anual por Seminci 2019 con una película de Spanish Cinema presentada hace un año en el festival de Sevilla en la sección Nuevas Olas. Letters to Paul Morrissey (Armand Rovira y Saida Benzal, 2019) es un logrado film alejado de los márgenes actuales que mueven el celuloide español para proponer un viaje estético y atemporal a las corrientes estéticas del cine independiente de los sesenta pero manteniendo una voz propia. Cinco cartas muy bien vertebradas y perfectamente cohesionadas que mantienen el interés del espectador gracias a su poder de sugerencia. Desde las dudas existenciales a la vida marginal regida por la droga pasando por las relaciones tortuosas, la decadencia que mira a un pasado artificial e incluso la fascinación de un enamoramiento centrado en la diferencia conforman un universo muy sugerente de gran frescura eludiendo pedanterías vacuas y lugares comunes. Una propuesta tan singular y reivindicable que mereció mayor asistencia de la que hubo en el pase que hubo  al que por cierto asistieron sus directores. Uno de los misterios de este festival: un film con una sola sesión el cual será difícil que llegue a Valladolid cuando se estrene comercialmente en España a finales de Noviembre. Por nuestra parte seguiremos ensimismados con imágenes como las de esta muy recomendable propuesta.

FERNANDO RODRIGUEZ TAPIA

 

.
...

 

 

Portada - Información: (Localización, Callejero, Historia, Fiestas, Que Ver, Rutas) - Agenda: (Cultural, Deportiva) - Actualidad: (Noticias, Bandos) - Política: (Actualidad, Elecciones, Municipales2015) - Buzón: (Cartas abiertas, Sugerencias, Quejas, Preguntas) - Educación: (Colegios, Instituto, Escuela Infantil, Aula Mentor, Biblioteca, Cartoteca) - Deportes: (Ciclismo, Fútbol, Fútbol Sala, Fútbol 7, Hokey, Baloncesto, Judo, Balonmano, Padel, G. Rítmica, Iniciación Deportiva) - Convocatorias: (Concursos, Cursos, Campamentos, Viajes) - Servicios: - (Asistencia Médica, Iglesia, Horarios) - Transportes - Reportajes: (Crónicas, Reseñas, Galerías, Entrevistas) - Fotografía: (Foto Antigua, Ayer/Hoy, Foto Actual, Fotocrítica) - Comer/Dormir (Alojamiento, Restaurantes, Bares) - Compraventa - Objetos Perdidos - Empleo - Negocios - Música - Galeriarte - Exposiciones - Estadísticas - De Donde Venimos - Contacto
En cumplimiento de la Ley de Servivios de la Sociedad de la Información, le informamos de que este sitio utiliza cookies para almacenar información en su ordenador. Algunas de estas cookies son esenciales para hacer nuestro trabajo en el sitio y otros nos ayudan a mejorar, dándonos una idea de cómo se está utilizando el sitio. Más información. Al acceder a nuestro sitio acepta nuestra Política de privacidad.