.
.
.
.
.
.
 
.
.
.
.
.
.
         
....
.
.
.
Nota: Si alguna persona no está conforme con alguna de las fotos publicadas sólo tiene que comunicárnoslo y será eliminada inmediatamente lacisternigadigital@gmail.com

 

 


Buscar en La Cistérnga Digital

MAYALDE EN CONCIERTO

La Cistérniga, 16 de Julio de 2021

Texto y videos: Abel Mostaza
Foto: Julián de Andrés

El pasado viernes dieciséis de julio, fiesta de nuestra patrona, tuvimos el lujazo de contar en el pueblo con Eusebio, Pilar, Laura y Arturo que, dicho así, alguien no tendrán ni idea de quiénes son pero, si a esto añado que Eusebio nació en La Maya y Pilar en Aldeatejada (May+Alde), ambos fundadores de este grupo familiar oriundo de pequeños municipios salmantinos, quizá ya suene algo más. ¿Qué aún no? ¿Y si añado que ellos fueron los que nos “demostraron” que esa canción que se puso de moda hace unos años, “Cups”, surgió realmente en la cocina de una panadería de nuestros abuelos (algo que, por cierto, la propia autora Anna Kendrick homenajea en su videoclip). Pues sí, ellos son Mayalde, un grupo que nuestros ojos nos dice compuesto por cuatro personas, pero nuestros oídos y corazón nos dice que está compuesto por muchos otros señores y señoras que nos precedieron y que utilizaron “lo que más a mano tenían” -como recalca Eusebio- no para lo que nosotros decimos son “instrumentos” o “es música”, sino para entretenerse y cantar mientras faenaban.


El Ayuntamiento dispuso una organización impecable, después de todas las críticas que le han caído creo que es justo y honesto reconocer que lo que está bien hecho, bien hecho está: unas medidas Covid bien definidas y seguras: asientos bien separados de acuerdo a los grupos que sacaron juntos su entrada, limitación estricta del movimiento una vez ocupada la localidad, salida escalonada… Lo dicho, una organización impecable como pocas.


El concierto comenzó diez minutos más tarde, una vez que parecía que todas las sillas ocupables habían sido ocupadas. Eusebio, Pilar, Laura y Arturo subieron al escenario, bota en ristre, para deleitarnos con dos horas que para nosotros pasaron como diez minutos con su buen hacer en un concierto que dedicaron a “aquellos que estuvieron en primera línea durante la pandemia”. Así repasaron algunos de sus temas más clásicos como “La jota de las morcillas”, la “Polka del tulipán”,”Portuguesía”, “La Herencia”, “Las Panaderas” o “Mustafá” con el que nos hicieron bailar, eso sí, siempre sin movernos del sitio. Un auténtico alboroque musical en el que nosotros dispusimos nuestras voces y palmas a las suyas mientras ellos nos recordaban que cojones era aquello de “alboroque”.


Pero si algo caracteriza a Mayalde además de su música, de su cantar; es su forma de contarlo. La fuerza de sus palabras es hipnótica, sin renunciar a un humor que en ningún momento se perdió por más que se acompañase de alguna que otra lagrimilla de nostalgia, como a mí me ocurrió con el vals “Yo te daré (café)” de cierta resonancia Shostakóvichiana -si es que existe la palabra-, un vals que escuchaba a mi madre cantar en la cocina cuando todo iba bien y ella cantaba. Porque sí, porque por unos motivos u otros, esta tierra tan nuestra vinculada al buen yantar acompañado de sones que a veces iban y venían del otro lado del charco, ha dejado de cantar. Yo tuve la suerte de que mi madre cantaba en la cocina y antes que ella su madre, algo que ni alzheimer (a pesar de convivir hace ya más de diez años con la enfermedad) ha logrado borrar. Por motivos bien conocidos, mi madre ya no tiene fuerza para cantar, pero mi abuela, como gallega que es, canta por más que no recuerde ni siquiera quién soy yo. Y esto, amigos míos, es Mayalde para mí: una comunión, una “experiencia religiosa” (como dijo aquel) mediante la cual nuestra sangre, cargada de notas musicales, vuelve a correr gracias a grupos como éste.

Ya sólo me queda decir que lo prometido es deuda, así que, amigos míos, nos vemos pronto de nuevo por estas tierras vallisoletanas. Si no en la plaza del pueblo después de ese bautizo multitudinario, en las bodegas, en las cocinas o en las tierras de labranza. ¡Apero en mano y a ver si sin bozal! A ver si para entonces Saturnino nos revela quién robó el sagrario ¡¡Hasta pronto!!

 

 

 

 

 

 

EL TIEMPO

 

 

 

LA CISTÉRNIGA DIGITAL:

COMUNICADO INFORMATIVO

.

 

 

 

 

 

LÍNEAS

BUS

 

 

 

CALENDARIO

Descárgatelo en PDF

La Cistérniga

Escolar 20/21

Laboral 2021

Conercial 2021

Fiscal 2021

Lunar 2021

2021

 

 

.
.

 

 

RECICLAJE
LA CISTÉRNIGA
Punto limpio
recogida enseres
como reciclar ...

.

 

 

 

.

 

RUTAS POR
LA CIRRIA